Noticias

La Laguna plantea que la primera muralla de su historia sea contra la intolerancia y a favor de la convivencia en la diversidad

Bienestar Social y la ULL presentan el primer diagnóstico municipal de Canarias sobre los prejuicios y rumores acerca de las personas migrantes y la diversidad cultural

El documento cuenta con un argumentario que desmonta los estereotipos más presentes sobre acceso preferente a ayudas sociales y empleo o el impacto en la seguridad         

El Ayuntamiento de La Laguna ha presentado hoy los resultados de una investigación realizada de manera participativa que analiza los prejuicios más extendidos en la localidad sobre las personas migrantes y la diversidad cultural, un estudio que revela que los falsos rumores más extendidos están relacionados con el acceso a los servicios sociales, al mercado de trabajo y la seguridad ciudadana, pero también y en positivo, que no se han propagado al conjunto de la sociedad de manera notable y que el 60% de personas entrevistadas considera que la convivencia en un contexto de diversidad es positiva.

El documento se refuerza con un argumentario, que desmonta estas afirmaciones mediante datos y los testimonios de las personas que trabajan diariamente en la atención a la ciudadanía, y ambos se integran en la Estrategia Antirrumores para la prevención del racismo, la xenofobia y la discriminación en el municipio, una iniciativa que quiere que la única muralla que se levante en La Laguna, tras más de 500 años como una ciudad abierta, sea contra la intolerancia y a favor de la convivencia.

Los rumores más repetidos en las escuchas y entrevistas realizadas pertenecen a los ámbitos de los servicios sociales, de la seguridad ciudadana y el empleo. Los más citados, en este orden, son referidos a afirmaciones como que las personas migrantes acceden a los servicios y ayudas sociales de forma preferente y con más facilidades que las personas autóctonas o locales; que las personas migrantes cometen actos delictivos, en algunos casos de carácter violento, y generan inseguridad, y el tercer rumor más escuchado hace referencia a que quitan puestos de trabajo.

Los datos y la experiencia de los profesionales que trabajan en estos ámbitos desmontan completamente esas afirmaciones y, como ejemplo, menos del 10% de las personas usuarias de los servicios sociales son migrantes, a lo que se suma que estos servicios públicos no pueden atender, de facto, a personas no empadronadas.

El alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez; el concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio; el director del Observatorio de la Inmigración de Tenerife (OBITen) y responsable del Proyecto Antirrumores La Laguna, Vicente Zapata, y la técnica de esta iniciativa, Verónica Pascual Marichal, presentaron hoy los resultados del Diagnóstico, un paso previo y necesario para la creación de esta estrategia municipal de sensibilización y convivencia, la primera de ámbito municipal que se pone en marcha en Canarias y que culminará con la aprobación de un plan participativo bianual, el cual se presentará en las próximas semanas, contará con presupuesto específico para impulsar acciones multisectoriales y que se comenzará a ejecutar ya este año.

“La Laguna es y será un municipio de acogida, tolerante e integrador. Por eso, vamos a seguir trabajando para luchar contra los tópicos y estereotipos vinculados a la migración y la diversidad y que, en los últimos tiempos, se están utilizando políticamente, de manera torticera e intolerable, por los partidos de ultraderecha. En este proceso que estamos desarrollando, la colaboración e implicación de toda la sociedad lagunera ha sido fundamental para erradicarlos de nuestro municipio y ser un ejemplo para toda Canarias y el Estado”, valoró el alcalde.

“Estamos en el buen camino, que será el que acabe con esa utilización tendenciosa del discurso por algunos que intentan únicamente manchar a la sociedad lagunera”, añadió Luis Yeray Gutiérrez, quien hizo un llamamiento al resto de administraciones locales de las Islas y del país para que “pongan su grano de arena y se puedan cerrar estos dos macrocentros e implantar otro modelo, el que defendemos en La Laguna y para el que hemos ofrecido alternativas, que priorice la dignidad de estas personas”.

Rubens Ascanio destacó el esfuerzo colectivo que, desde hace más de un año, “estamos realizando en colaboración con las entidades sociales, vecinales, todos los sectores municipales y la ciudadanía para lograr tener la mayor altura de miras posible en una situación tremendamente complicada. Por eso, La Laguna ha sido el primer municipio de Canarias en dar el paso para poner en marcha este Proyecto Antirrumores, gracias a tantos colectivos que han participado activamente para convertir a La Laguna en un bloque en contra de los bulos masivos que se están distribuyendo interesadamente y que la primera muralla que se levante en el municipio, en sus más de 500 años de historia como una ciudad abierta, sea contra la intolerancia y a favor de la convivencia”.

Así, el primer teniente de alcalde enfatizó que “apostamos por un municipio que sea una referencia en la convivencia intercultural, en la búsqueda de espacios de colaboración y de construcción de comunidades”. Para Rubens Ascanio, “con estas acciones, ayudamos a coser las heridas de una gestión bastante deficiente de la atención migratoria en Canarias. En el Ayuntamiento de La Laguna, desde el minuto uno, hemos dicho que el modelo de macrocentros no es el más adecuado, implantados además de forma forzada y obligada por otras administraciones, con las que hemos intentado trabajar desde el primer momento para buscar una alternativa, en cuyo desarrollo sería fundamental la colaboración del resto de administraciones locales, regionales y estatales”.

Solo el 33% de la población local ha nacido en el municipio

Asimismo, recordó que “solo el 33% de la población de La Laguna ha nacido en el municipio, por eso tenemos un punto de partida singular que nos convierte en una especie de tubo de ensayo para construir las sociedades del siglo XXI, que deben ser diversas, plurales, inclusivas e integradoras. Que el 60% de las personas participantes en este estudio valore la diversidad como algo beneficioso significa que estamos en el buen camino y que tenemos que lograr que el 7% que lo considera algo negativo cambie de opinión. Ese es uno de los retos que nos vamos a marcar con la ayuda de tantas entidades y personas que colaboran y que van a seguir incorporándose”, valoró Ascanio.

De hecho, en cuanto a la procedencia de las personas que habitan en el municipio, el 43,3% proviene de otro municipio de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, mientras que solo el 33,1% ha nacido en el propio municipio. El 9% procede de otras provincias del país y solo el 14,6% de la población ha nacido en el extranjero. En cuanto a este último grupo demográfico, el 75,3% proviene de América, con una alta presencia de mujeres (54,9%), seguido de la población europea, con un 17,2% y también feminizada (54,2%). Las procedencias africana, asiática y oceánica no llegan al 5% del total.

En relación con los países de origen de las personas residentes en el municipio, los principales son Venezuela (44,1%), Cuba (12,9%), Argentina (4,2%) y Colombia (3,5%). La población de origen europeo proviene de Italia (4,7%), Alemania (3,7%) y Francia (1,3%). El colectivo mayoritario de África procede de Marruecos (2%), y el correspondiente a Asia, de China (1,4%).

Un trabajo muy valioso también fuera de las Islas

Vicente Zapata anunció algunos de los resultados del informe emitido con motivo de la visita de trabajo, hace unos meses, de un grupo de representantes del programa Intercultural Cities de la UE, el cual señala que “La Laguna es un municipio de referencia en lo que respecta a favorecer la convivencia social, que además se está protegiendo frente a los discursos de odio. Desde fuera nos están mirando y siendo muy conscientes de que el trabajo que se está llevando a cabo, en comunidad y para la comunidad, puede ser muy valioso y de referencia en otras zonas. Además, la experiencia lagunera se va a exportar al resto del Archipiélago incorporando la fase formativa al proyecto Canarias Convive”.

El Proyecto Antirrumores La Laguna está impulsado por el Área de Bienestar Social y Calidad de Vida del Ayuntamiento de La Laguna, en colaboración con la Fundación General de la Universidad de La Laguna y la participación transversal de todas las Áreas municipales, y se desarrolla teniendo en cuenta al conjunto de la comunidad lagunera, de ahí que no centre su investigación únicamente con las personas que se muestran claramente racistas, xenófobas o que albergan discursos de odio, sino con la ciudadanía en general, los recursos profesionales y técnicos, la esfera política y las personas con representación institucional.

Zapata manifestó que “a los discursos de odio, a los bulos, falsos rumores, prejuicios y estereotipos se les vence trabajando colaborativamente y en comunidad. Han sido muchos meses de trabajo para un proyecto que tiene un valor enorme, también por el cómo se ha hecho, mediante un proceso participativo que incluye diferentes etapas de identificación, diagnóstico, elaboración de un argumentario a favor de la convivencia social, formación de un grupo importante de vecinas y vecinos, que comenzaron a socializar los resultados del trabajo realizado entre el personal municipal, así como la formulación de las bases de una estrategia y un plan no solo para afrontar rumores, sino para construir un municipio en el que convivir”.

Por su parte, Verónica Pascual Marichal explicó todos los detalles del diagnóstico, un documento que se presentará esta tarde, de forma virtual, a la sociedad lagunera. El estudio revela, entre otros aspectos, que los rumores de carácter negativo se han incrementado por la presencia de los dispositivos de acogida temporal de personas migrantes que se abrieron en 2020 en Las Canteras y Las Raíces. Así, se observan claras diferencias en los sujetos según la procedencia de las personas migrantes.

“La mayoría de los rumores negativos están asociados principalmente a las personas procedentes de países africanos, en comparación con las personas originarias de Latinoamérica, cuya presencia es 15 veces mayor en el municipio, una situación en gran medida asociada a la instalación de los dispositivos de acogida temporal”, señaló.

Además, explicó que “hemos realizado un completo argumentario que tiene en cuenta el contexto, que presenta una fotografía de la realidad para cada uno de los casos; con datos relativos a los principales rumores identificados y los testimonios de especialistas que trabajan en cada uno de estos ámbitos, todos ellos suficientes y objetivos para desmontar los estereotipos que alimentan los principales rumores identificados”.

Estos documentos, que también se podrán consultar en la web del Ayuntamiento de La Laguna, se estructuran en 13 categorías temáticas, que incluyen cultura, convivencia, servicios sociales, sanidad, salud, educación, empleo, economía, seguridad ciudadana, relaciones de género, utilización de espacios públicos, prácticas religiosas y ocio. Además, establece 4 niveles de expansión, donde el primero de estos cuatro hace referencia a aquellos que están presentes en más del 85% de las escuchas realizadas y que pertenecen a los ámbitos de servicios sociales (presente en el 90%), de la seguridad ciudadana (86%) y el empleo (85%).

El estudio revela que hay presencia de rumores de carácter racista y xenófobo, pero estos no se han propagado al conjunto de la sociedad de manera notable y no han afectado con gravedad a la percepción de la convivencia, ya que solo un 7% percibe que es negativa y la mayoría (60%) la ve positiva. El resto de personas mantienen “una posición neutra, es decir, una situación de coexistencia en la que se respetan las partes pero sin una vinculación estrecha”, añadió Pascual Marichal.

Por qué rumores

Apostar por un municipio cuyo modelo de convivencia sea intercultural implica estar alerta a todos aquellos elementos y factores que puedan contribuir a la segregación y a la conflictividad social. El rumor asociado a prejuicios y estereotipos negativos y falsos sobre las personas migrantes instala desconfianza en la sociedad, lo que puede llevar a la ruptura de la convivencia y a la pérdida del valor de la diversidad. Por ello es fundamental desactivarlo y, en la medida de lo posible, restaurar el equilibrio y la percepción positiva tanto de la diversidad como de la cohesión social.

Para poder tener una visión más amplia, se ha considerado imprescindible en esta investigación profundizar en el entendimiento de conceptos como los estereotipos, los prejuicios y la discriminación, y en cómo estos se relacionan con los rumores, todo ello conforme a lo establecido por el Consejo de Europa (Manual Antirumores, 2018). Además, en el proyecto de La Laguna se propone una estrategia innovadora que combina diversos enfoques metodológicos para contrarrestar los prejuicios, estereotipos negativos y falsos rumores sobre la inmigración y la diversidad cultural.

El proyecto se ha desarrollado estableciendo distintas líneas de colaboración con Tenerife Antirrumores, uno de los grupos de trabajo de la iniciativa Juntas En la misma dirección en la que, asimismo, está involucrada la Universidad de La Laguna junto al Cabildo de Tenerife. Esa trayectoria de trabajo en estas materias en el municipio ha sido también esencial para la positiva valoración del proyecto, que ahora espera su continuidad para profundizar en los objetivos definidos de manera colaborativa por su enfoque comunitario.

Please follow and like us:

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

More in:Noticias

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.