Opinión

Cómo cultivar bienestar en medio del caos. Por Pilar Méndez

¿Qué es lo primero que haces cuando te levantas por la mañana?

Si eres como la mayoría, probablemente te enchufas directamente a las noticias.

Con tantos eventos trágicos ocurriendo por todo el mundo queremos mantenernos informados. A diario, nos encontramos con violencia, escasez y tragedia. Nuestros corazones quieren estar con aquellos que han sido afectados por terribles eventos pero luego luchamos para digerir la información recibida.

Lo normal es que las noticias reporten dramas, negatividad y todo lo que pone en alerta esa parte de nuestro cerebro que presta especial atención a lo negativo, a lo que no funciona, a lo que puede poner en peligro nuestro bienestar y vida.

Quiero que sepas que te estás traumatizando, y especialmente a los niños a tu alrededor, viendo tanto desastre y violencia ¡incluso si es en una película!

Estas experiencias pueden dejar recuerdos traumáticos profundos en tu cerebro, incluso si solo las viste desde la distancia, a través de la televisión.

Los investigadores descubren continuamente que cuanto más sigues viendo escenas inquietantes más ansioso te vuelves, llegando a menudo a un nivel en el que se forman recuerdos traumáticos a largo plazo.

¿Quieres conocer el coste real de este hábito?

✓ Puedes desarrollar fácilmente una personalidad alarmista u obsesiva sin darte cuenta

✓ Aumenta tu riesgo de sufrir ansiedad y depresión

✓ Disminuye la confianza y la autoestima

✓Promueve el comportamiento agresivo: según la Asociación Estadounidense de Psicología, la

exposición temprana a la violencia televisiva, así como el uso de videojuegos violentos, predice la

agresión en la edad adulta y también disminuye el comportamiento prosocial.

✓ Insensibilidad: Ver violencia en la tv puede volver a los adolescentes y adultos «inmunes» o insensibles al horror de ésta. Pueden comenzar a aceptar la violencia como una forma de resolver

problemas e imitar esos comportamientos observados en la pantalla.

¿No se te ponen los pelos de punta? Eso espero, porque a mí sí.

Cualquier clase de trauma (físico, emocional o sexual) forma recuerdos negativos que pueden incrustarse profundamente en los circuitos de memoria de tu cerebro. Luego, cuando te encuentras ante situaciones con cualidades similares al evento original, esa memoria despertará; un sonido, un olor o un tono de voz amenazante pueden desencadenar ese recuerdo y provocarte ansiedad.

Tu cerebro, cuando percibe violencia, no distingue entre ficción y realidad, siquiera cuando se trata de una película sobre criaturas imaginarias que dañan a otros, como zombis, vampiros o extraterrestres.

Cada vez que sientes preocupación, miedo o duda -el cerebro responde como si fuesen amenazas reales-, aunque en presencia ¡no están! Son sólo fantasías y recuerdos almacenados.

Tenemos un cerebro, digamos, “emocionalmente sensible”. Aprender a protegerlo y educarlo ¡es de sabios!

Si te sientes agotado por tanta noticia abrumadora, por la energía negativa y el miedo latente en estos últimos dos años… Aquí te dejo algunas sugerencias importantes para cuidarte:

• La mejor “protección”, según decenas de neurocientíficos, consiste en ¡leer las noticias! Mantente informado leyendo artículos de periódicos y revistas en lugar de mirar televisión.

• Si descubres que te sientes ansioso o estresado después de ver un programa de noticias debes limitar la cantidad y el tipo de cobertura de los medios que estás viendo.

• Si tienes problemas para dormir, limita tu visualización o lectura de noticias al menos una o dos horas antes de acostarte.

Pero además, tienes que saber que puedes amanecer de un modo diferente, más reconfortante, que te prepare para conquistar las batallas que están por venir y conseguir llegar al final del día sintiéndote ¡victorioso! Todos podemos crear un espacio para el autocuidado, el optimismo y la defensa de nuestra salud desde el minuto uno en el que amanecemos. En vez de conectar la tv o sumergirte en las redes sociales puedes crear un ritual de prácticas para el cuidado de tu mente, cuerpo y espíritu.

Usa estos NeuroConsejos (extraídos de estudios neurocientíficos recientes) para poder CULTIVAR ALEGRÍA EN MEDIO DE LA ADVERSIDAD:

1. Aprende a cambiar la manera en que tu cerebro reacciona al miedo: Hoy en día sabemos que, a más estrés más difícil controlar la respuesta al miedo. Entrena a tu cerebro a mantener la calma para interrumpir los miedos y sustituirlos por confianza y optimismo. Las prácticas que mejor funcionan:

• Meditación y Mindfulness: La observación consciente de tus pensamientos ayuda a tu cerebro a distinguir entre amenazas reales y preocupaciones fantasiosas

• Respiración Consciente: Fortalece tu capacidad de enfoque y calma tu sistema

2. Maneja tu rumia mental: Los recuerdos positivos apenas dejan huella en la memoria. Lo que hace que una persona se llene de dudas, incertidumbre o miedo son los recuerdos negativos que se mantienen “vivos” en su cerebro. La mayor parte de la negatividad es fácil de manejar si reflexionas diariamente con:

• Listas de Gratitud

• Lista de tus Logros diarios

3. Entrena tu mente para mantener una actitud positiva ante cualquier situación en la vida. Desarrolla un buen sentido del humor, especialmente en momentos difíciles: No puedes reír y estar triste al mismo tiempo. Ni puedes reír y sentir miedo al mismo tiempo. Ser positivo y optimista es fundamental para cualquier tipo de éxito.

4. Practica la Relajación Profunda y realiza pequeños actos de placer a lo largo del día: Son prácticas sencillas que ayudan a sanar cuerpo, mente y alma. Esto es *clave porque las sensaciones de relajación y placer no se experimentan cuando estás sufriendo u observando un trauma.

Para el resto del día: Te recomiendo que cada vez que te encuentres pensando en algo que te haga sentir ansioso, estresado o deprimido y por cada minuto que pases viendo, leyendo o hablando de algo negativo, dediques un mínimo de 3 minutos a sumergirte en pensamientos positivos, recuerdos agradables y actos de amor propio.

Elige vivir tu vida desde un lugar más elevado de bienestar, prosperidad y paz.

“Nunca me disculparé por abrazar la alegría y la belleza -incluso cuando el mundo se está desmoronando- porque la alegría y la belleza son mi combustible para el activismo.” ~Karen Walrond

¿Que pasará mierda en el futuro? ¡Seguramente! Pero todo el mundo, incluso el individuo más traumatizado, tiene una motivación instintiva para sobrevivir, crecer y alcanzar nuevos niveles de felicidad y éxito.

No podemos resolver todos los problemas del mundo pero sí que podemos prepararnos para tener el control de nuestra respuesta ante lo que suceda. Una opción es entrenar al cerebro para aumentar la actividad en aquellas partes que reducen la ansiedad y generan calma, tranquilidad y claridad momento a momento.

Una de mis pasiones es ayudar a otros a recuperar y mantener esa forma de resiliencia optimista, sin importar cuán difícil sea la lucha, y así es como trabajo con personas en privado. Las enseño a entrenar su mente para manejar las crisis en sus vidas y en el mundo y a aprovechar su sabiduría creativa para superar futuros obstáculos imprevistos. Como resultado su autoestima regresa rápidamente y la confianza en sí mismos crece y perdura en el tiempo.

La creación de hábitos saludables nos ayudan a ser más resistentes en tiempos de pérdidas y estrés, al mismo

tiempo que hacen que nos sintamos aún mejor durante los buenos tiempos.

Pilar Méndez es NeuroCoach Internacional y Mentora para el Alto Rendimiento. Formada en EEUU. Es una exploradora apasionada del potencial humano y de aplicar la sabiduría extraída de la neurociencia y el cerebro para ayudar a las personas a crear experiencias de vida extra-ordinarias.

Please follow and like us:

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

More in:Opinión

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.