Columna de José Vidal

Entrevista a la escritora Pepa Molina

“Escritora tozuda y perseverante”

JOSEFA MOLINA RODRIGUEZ  (Gáldar, 1969) Periodista y escritora. Autora de los poemarios  ‘Inflexiones’ (Playa de Ákaba, 2017)  y ‘Los versos de las Caracolas’ (2019), y de la novela ‘Ideales perdidos’ (2020). Compiladora de Obras completas (1962-2011) de Baltasar Espinosa (Mercurio editorial, 2021)

Doble Mención honorifica en el I Certamen de Relatos Cortos organizado por el colectivo Tagoror, edición 2015. Finalista I Certamen de Relato Corto Pluma de Cigüeña, convocado por Piediciones, 2016. Segundo premio en el concurso de relato corto Espacio Ulises-Playa de Ákaba 2018. Finalista Premio Literario Multiverso 2019. Autora en diversas antologías de prosa y poesía editadas por Playa de Ákaba. Las antologías ‘Perdone que no me calle’, ‘Mujeres 88 poetas canarias’, ‘Escritos a Padrón’ y ‘Jornadas de la Ermita’, cuentan también con relatos suyos.

Miembro fundador de la Asociación de Escritores y Escritoras ‘Palabra y Verso’ (palabrayverso.com). Directora de la Charla literaria ‘El Ultílogo’. Produce y dirige el programa de radio literario ‘De la Palabra al Verso’. Su blog personal: josefamolinaautora.com

Realizamos esta entrevista en colaboración con la Asociación por la Igualdad Benchara dentro del proyecto “Benchara Escritoras” , La Asociación de escritores y escritoras “Palabra y Verso” y el medio de comunicación Gáldar digital hoy.

Entrevistador : José Vidal Bolaños Betancort

Nombre: Josefa Molina Rodríguez

Edad: 52 años

¿ De donde eres?: Gáldar

Profesión : Periodista

¿En qué momento decidió que quería escribir? Realmente, he escrito desde que recuerde. Imagino que, como casi todas las personas que les gusta escribir, comencé a volcar mis vivencias personales en diarios durante mi infancia y adolescencia. Con el tiempo, esa inquietud fraguó en algo más serio y comprometido, aunque tampoco tengo un recuerdo exacto de querer llegar más allá en el campo de la creación literaria hasta la fundación de la Asociación de Escritoras y Escritores ‘Palabra y Verso’ (palabrayverso.com)

¿Cómo recuerda sus inicios en la Literatura?, ¿fueron difíciles? Como señalé antes, mi incursión real en el ámbito literario comenzó con la creación de la asociación literaria Palabra y Verso, allá por el año 2015. No fue hasta ese momento cuando de verdad me planteé no solo escribir, sino dar un paso más allá: mostrar lo que escribía al público lector. A partir de ahí, todo ha evolucionado en positivo y cada vez son más numerosos los proyectos a realizar. La literatura me inspira y me motiva. Hoy en día no concibo mi vida sin la escritura pero sobre todo, sin la lectura. Es una pasión. Al menos, es mi pasión.

¿Qué le aporta la escritura? ¿Y la literatura? ¿Piensa que vale todo en la literatura? Escribir pero sobre todo, leer, supone para mí enriquecimiento personal, me hace crecer como persona. Leer es fundamental para generar conocimiento y desarrollar un pensamiento crítico frente al mundo que te rodea. Creo que hoy por hoy, leer constituye un acto revolucionario, un posicionamiento ante el mundo. Te dota de armas argumentales, de ayuda a comprender lo que pasa a tu alrededor y, sobre todo, a no aceptarlo sin más, como uno más del rebaño. Por eso, es tan importante que exista la filosofía, literatura y las disciplinas artísticas en las aulas, para dotar a los más jóvenes de las herramientas necesarias para ser críticos con el sistema que nos quiere a todos pegados a los dispositivos electrónicos y a las redes sociales cultivando la estupidez y el inmovilismo.

En cuanto a si todo vale en literatura, si la pregunta va por si todo lo que se escribe vale para ser considerado como ‘literario’, no, no todo vale; hay demasiada bazofia impresa en formato libro con la que no merece la pena perder el tiempo.

¿Cual es tu escritor/a favorito? Leo muchas autoras y autores de diferentes géneros y temáticas, aunque reconozco que soy más lectora de novela que de poesía. La poesía, la buena poesía, necesita de breves sorbos, de momentos de concentración, para paladearla como se merece. En los últimos tiempos me he centrado más en leer a escritoras. Hay una amplia cantidad de mujeres que están publicando textos muy, muy interesantes, tanto en Canarias como en el resto del mundo, sobre todo, en lengua hispana.

¿Qué haces para mantener en forma la mente? Leo. ¿Hay algo más maravilloso para activar la mente que sumergirte en la magia de la lectura?

¿Hasta dónde se propone usted llegar en esto de la literatura? No tengo más ambición que escribir y disfrutar haciéndolo. El día en que no me satisfaga lo que hago, lo dejo y punto.

¿Qué es necesario para que una novela interese a los lectores? Que esté bien escrita, que contenga una trama interesante y que aporte algo novedoso que logre captar la atención de la persona lectora, algo que le impacte. Así, escrito, parece fácil pero no lo es. La conjunción de estos tres aspectos resulta muy complicado de conseguir pero cuando lo consigues, logras lo más importante: que la gente lea tu novela con ganas. Y eso, créeme, se logra pocas veces.

¿A qué se dedica cuando no escribe? A estar en familia, a tomarme una cerveza con los amigos, a ir a la playa de Sardina, mi pequeño rincón en el mundo, y cuando puedo, a viajar. Ver mundo no solo te abre la puerta a otras realidades sociales y culturales sino que te proporciona argumentos e ideas para crear.

¿Hay algo que no te guste de ser escritora? Tal vez la decepción que se siente cuando tu texto no gusta como tú pensabas que iba a gustar, aunque soy de la opinión de todo se aprende, sobre todo, de lo que a priori puede resultar negativo. Hay que abordar la creación literaria desde la humildad. Hay muchas y grandes escritoras y escritores cuyas obras están ahí, a disposición del lector. La pregunta sería: ¿qué puedes ofrecer tú como creadora al público para que te lea? Es muy difícil llegar. Al final, es el tiempo el que filtra y deja constancia de quién será leído por las próximas generaciones.

¿Cuál es su método de escritura? ¿Anota lo que se le ocurre? No suelo anotar nada. Voy almacenando las ideas en la cabeza hasta que encuentro el momento para intentar plasmarlas en el papel, a veces, con poco éxito.

¿Cual de todas tus cualidades crees que ha sido esencial para triunfar como escritora? Uy, triunfar, triunfar, es un ‘vestido’ que me viene muy largo todavía…

Si pudiese ser un libro, ¿cuál sería? Uno del que el lector no quisiera desprenderse nunca.

¿Cómo ve el futuro de la Literatura a nivel de su país y a nivel mundial?, ¿cree que los autores están obligados en cierto modo a cumplir las características de un bestseller para ver su obra publicada y con posibilidades de llegar a un número importante de lectores? Es un tema complicado. Creo que lo importante es llegar a la gente. Con la cantidad de libros que se publican, que te lean ya es un logro. Desde luego, no todos podemos ser Cervantes ni Shakespeare ni vamos a pasar al parnaso de los premios Nobel de Literatura, así que, personalmente, prefiero tomármelo con calma y disfrutar escribiendo.

En tu carrera como escritora, ¿cual ha sido tu mejor experiencia? Sin duda, la de compartir recitales, lecturas, actividades,… con mis compañeras y compañeros de Palabra y Verso. He aprendido y sigo aprendiendo mucho de todos ellos.

¿Qué es un escritor/a?, ¿tiene para usted esta profesión ese aire idealizado del que a muchos les gusta dotarle o lo ve como un trabajo más? Afortunadamente, para mí no supone un trabajo. Es una afición, un placer, una meta, un objetivo de vida.

¿En qué proyecto se encuentra sumergida en estos momentos? Ahora mismo me gustaría contar con más tiempo para escribir, sin más. Pero sin duda, uno de los proyectos más próximos es continuar creciendo en la colección con el sello de Palabra y Verso dentro de Beginbook Ediciones, con la que que recientemente hemos publicado el primer número de la colección, una Antología de Palabra y Verso.

¿Se escribe por placer o también por dinero y reconocimiento? Son pocas las personas que pueden vivir profesionalmente de escribir. Con la literatura, excepto unos pocos, nadie gana dinero. Es más una inversión que realizas, en este caso, por puro amor al arte, a la creación. Creo que la mayoría escribimos por puro placer, por no concebir nuestra vida si no es creando a través de la palabra. Y sí, claro, a todos nos gusta que se nos lea y se nos reconozca el trabajo hecho.

¿Dominas los recursos de estilo, las figuras literarias o escribes con estilo propio y sigues experimentando y aprendiendo? Siempre estoy aprendiendo. Estoy muy lejos de ser una escritora, digamos, completa, si es que eso se logra alguna vez.

¿Regala libros en alguna ocasión? Cada vez que puedo. No solo nuevos sino también de segunda mano. De hecho, he creado un punto de intercambio de libros en Gáldar bajo el stag #Accióncompartelibros #bookcrossingGáldar. Adoro los libros. No concibo mi vida sin ellos. Y creo que cuando los compartes, estás compartiendo cultura. Eso nos enriquece a todos.

¿Cuántos años llevas como escritora? ¿A qué edad comenzaste? Creo que comencé a considerarme de alguna forma ‘escritora’ en 2017 con la publicación de mi primer libro, un poemario titulado ‘Inflexiones’. Toda aventura para mí que me dio alas a seguir en este mundo.

¿Cómo le ha cambiado el mundo de la tecnología y el e-Book? Nada. No los uso. Me quedo con el papel, abultan más y son más caros, pero me encanta atesorar libros, sobre todo, los que me han impactado de alguna manera.

¿Sentías que habías nacido con vocación literaria? No, aunque siempre me gustó escribir, pero hasta hace apenas unos años, no me había planteado publicar mis textos ni mucho menos editarlos en papel.

¿Qué es lo más gratificante de ser escritor/a? Que lean tus textos. Escribir sin lectores no tiene sentido.

¿Y lo más frustrante? Pues todo lo contrario.

¿Un/a autor/a actual que le guste? ¿Por qué? Muchos. Llevo dos o tres años, centrándome en la lectura de autoras tanto en poesía como en narrativa. Hay una gran cantidad de escritoras contemporáneas fenomenales que hay que conocer como Olalla Castro, Chantal Maillard, Mónica Ojeda, Marta Sanz, María Fernanda Ampuero, Samanta Schweblin… y por supuesto a las autoras canarias. Hay una gran cantidad de escritoras canarias publicando obras de muy buena calidad. Hay que acercarse a la literatura que se hace en nuestras Islas. Creo que estamos viviendo un momento de explosión literaria y que hay una oferta de lecturas de gran calidad literaria que hay que conocer. Dense un paseo por las librerías y compren autoras y autores canarios. Se van a sorprender.

¿Y uno que no le guste? ¿Por qué? Los que no me gustan, no los leo.

Cuéntanos tu último trabajo como escritora. Mi último trabajo publicado fue ‘Ideales perdidos’, una novela publicada en 2020 que quedó finalista del concurso literario convocado por Multiverso Editorial, que finalmente la publicó.

Esta es la sinopsis: Años 60 en España. Dos jóvenes estudiantes se conocen en una manifestación. Años después se vuelven a encontrar. Un misterio y un complot político a escala internacional las separa y las une a la vez. ‘Ideales perdidos’ ofrece una reflexión sobre el pasado y el presente político a través de la relación sentimental de dos mujeres marcada por el destino y los ideales.

¿Lamentas que tu vida literaria no se hubiera desarrollado en otro medio más propicio? ¿Más propicio que el actual? Creo que estamos un momento estupendo en cuanto a la publicación y edición de libros. Las nuevas tecnologías y las redes sociales nos ha permitido llegar a más público que nunca. Eso no significa que todo sea de calidad, ni mucho menos, pero creo que la posibilidad hoy de llegar tanto a un lector de calidad como a un texto de calidad, son infinitamente mayores que en el siglo pasado.

¿A qué te dedicas en tu tiempo libre? ¿Tiempo libre? ¿Qué es eso?

¿Cual es tu gran sueño? Creo que tengo los pies bastantes bien pegados a la tierra, solo sueño lo que me propongo lograr y son metas de a poco.

¿Qué libros han cambiado tu vida? Tanto como cambiar la vida, no lo sé pero sí hay algunos textos que atesoro más que otros como ‘El sistema’ de Ricardo Menéndez Salmón; ‘Charlotte’ de David Foenkinos; ‘Viaje al fin de la noche’ de Céline, la poesía de Natalia Sosa y de Pino Ojeda, entre tantos otros. Además, leo muchos ensayos, especialmente vinculados al movimiento feminista. Esos sí me han hecho abrir los ojos de una forma absolutamente primordial y necesaria en mi vida.

¿Debe el escritor/a construir una literatura capaz de llegar a todo el mundo o limitarse a escribir para aquellos que considera capaces de entenderla? La persona que escribe debe escribir lo mejor que sabe y puede. Una vez que el libro se publica deja de ser del que lo escribe y pasa a ser del quien lo lee, que leerá el libro según sus vivencias, experiencias, inquietudes… Ahí está el reto: que el lector lo haga suyo y disfrute leyéndolo. Hay escritores, lectores y trabajos literarios para todos los gustos y ahí reside precisamente la magia de la creación literaria. Lo que para mí puede suponer un gran texto, a lo mejor no lo es para ti, lo que no lo desmerece. Simplemente son diferentes gustos. Otra cosa es la calidad literaria del texto, esa requiere unos criterios que son necesarios cumplir, eso sí.

El regreso, la nostalgia, el sufrimiento causado por el deseo incumplido de regresar. ¿Tienes la obsesión del regreso a tenor de los nuevos cambios? Me considero una persona optimista. Que me gustaría que las cosas fuesen mejor o diferentes en determinados aspectos, sobre todo en lo relativo a las injusticias sociales, desde luego. Por ello, en la medida de mis posibilidades, intento hacer de este mundo un sitio más agradable. Creo que si todos hiciéramos un poco, llegaríamos a lograr grandes cosas. Claro que para eso hay que remar en la misma dirección y ponerse a ello de verdad, no solo con buenas intenciones.

¿Ha tenido que esquivar la censura en sus escritos? Estamos en la España del año 2021. Después de cuarenta años bajo un régimen dictatorial, espero que no tengamos que hablar de censura nunca más, aunque en nuestro congreso contamos con algunos partidos que estarían encantados de devolver, entre otras cosas, a las mujeres a cocinas. Esos sí que son peligrosos y debemos cuidarnos mucho de estos especímenes porque son los que pueden poner en jaque nuestro sistema democrático. Contra este tipo de partidos, que juegan a dinamitar la democracia aprovechando el propio sistema, y contra cualquier sesgo de intolerancia es contra lo que hay posicionarse. Recordemos que también Hitler ganó unas elecciones.

¿Hay algún género más eficaz para transcribir la realidad que nos rodea? La novela negra me parece que, hoy por hoy, retrata muy bien nuestro mundo, sus miserias y sus incongruencias. Aunque cualquier género, desde la poesía a la prosa, pasando por el ensayo o el microrrelato, vale para retratar y hacer crítica social o hablar de las cloacas de nuestra sociedad.

¿Cree usted que el escritor/a tiene alguna responsabilidad con respecto a la sociedad o es sólo alguien que cuenta historias para entretener? Creo que se escribe, primero que nada, por el placer de escribir y compartir. Ahora bien, tal y como expresé en una pregunta anterior, la persona que escribe puede utilizar, si lo desea, su creación para evidenciar lo que amenaza nuestro sistema de convivencia, desde la intolerancia, el racismo y la homofobia pasando por la violencia de género, la corrupción política, los abusos sociales y las conductas fascistas. Compromiso, se llama.

¿Escribe para usted misma o lo hace “pensando” en los demás? Escribo lo que me apetece escribir aunque aspiro a ser ‘entendida’ por el lector.

¿Qué objetivo persiguen sus libros? El único objetivo es que impacten de alguna manera en quien los lee, es decir, que cuando el lector cierre el libro opine que sí, que mereció, no la pena, sino la alegría, leerlos.

¿Cómo te defines a ti misma? Inquieta, dinámica.

¿Qué es lo primero que piensas cuando te levantas? En el café.

Su mejor momento del día es… cuando me siento a escribir o a leer.

En su tiempo libre prefiere… silencio. Es fundamental para mi equilibrio mental.

¿Y qué significa para ti descansar? Cambiar de actividad con respecto a mi rutina diaria.

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado? Leer a los clásicos. De ellos partió todo.

¿Tiene algún libro de cabecera? Todos aquellos que me han hecho reflexionar.

Lo que más le gusta de su tierra natal es… su gente.

Un lugar en España para descansar, relajarse. Sardina de Gáldar, sin duda.

Un lugar en España para divertirse, para salir de marcha. Madrid, para mí, mi segunda casa.

Por cierto, ¿cómo se divierte usted? Me encanta quedar con las amigas y amigos y compartir una charla delante de un café o una cerveza.

Sus lugares preferidos en España son… mi pueblo, Agáldar.

Si tuviera que promocionar España, ¿qué dirías? Para ti España significa… Bueno, no soy especialmente patriota, las banderas me irritan, pero considero que España es un buen lugar para vivir. Y desde luego, no cambio a Canarias ni a Agáldar por ningún otro sitio.

Para usted la vida es… compartir.

Usted no podría vivir sin… libros.

¿Qué tipo de consejos le suelen pedir? No soy nadie para dar consejos.

¿Qué consejo le darías a alguien que está empezando su carrera como escritor/a? Aunque no soy nadie para dar consejos, le diría que sea humilde, que se preocupe más en leer y menos en publicar. Todo llega en su momento.

¿Si nuestros lectores quisieran ponerse en contacto contigo que tendrían que hacer? Buscar mi contacto en mi blog, por ejemplo: josefamolinaautora.com o buscarme en facebook: Josefa Molina.

Batería de preguntas rápidas

Una frase: Leer es un acto revolucionario. Hagamos la revolución.

Una canción: The long and winding road, de The Beatles

Un olor: El del mar

Un color: Violeta, sin duda

Comida preferida: Cualquiera que me guste. No soy demasiado exigente en gastronomía, la verdad. Pero donde esté un buen potaje de berros…

Una película: Al cine he llegado muy tarde pero si tuviera que elegir, las películas de Alfred Hitchcock.

Una virtud: Soy tozuda y perseverante, esto puede parecer un defecto, pero yo lo concibo como una virtud

Lo que detesta: Que me mientan

El futuro es… para los que creen y crean

SOBRE JOSÉ VIDAL

José Vidal , redactor en diferentes magazines, presentador del programa Hablando Abiertamente de Nortevision, presentador del programa de radio Coffee Time en Radio Gáldar, escritor colaborador en mas de 21 libros, formador y creador de contenidos de la Asociación por la Igualdad Benchara, en general un apasionado de los medios de comunicación en todas sus vertientes. 

Please follow and like us:

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.